No me quejo los domingos

Posted in poesía y fotografía on noviembre 3, 2013 by indiggestion

No me quejo,
La comida ha estado muy buena,
sin embargo,
diez dólares es el precio de una silla,
sin su otra silla.

Los domingos son los días de la comida al borde del abismo,
De los cuartos de manicomio
Donde han prohibido los espejos.

Es de esos días donde los psiquiatras se harían el billete conmigo,
Donde aparecen y desaparecen las personas,
Pero todas son desentendidas.

Voy a ver si busco ver el clásico del astillero,
reunión con el control,
Alguna porno.
Pero definitivamente mejor
Que el último piso.

Como hasta repletarme,
Hasta sentir que el corazón
Se me sale de la boca,

Pues,
en este domingo,
la emoción más fuerte
es la nausea.

Anuncios

Yo conocí

Posted in Sin categoría on octubre 29, 2013 by indiggestion

Yo conocí a una mujer arcángel
Volaba más alto que ícaro

Solía volar las escaleras con dos platos y cubiertos,

Cuando nos bañábamos,
volábamos

al acostarnos,
volábamos

Cuando la ponía en cuatro,
volábamos.

Sin duda,
parecía que me había dado plumas,
por eso extendí mis dedos.

Un día decidió irse y como era de costumbre,
Lo hizo volando.

Hoy cruzo carreteras,
veo accidentes de tránsito,
cementerios y al lado moteles,
¡Algo tan terrestre!

Cuando busco algún paraje,
algún volcán que me recuerde volar,
Me encuentro con dos piedras en la maleta.

Pero amor,

Recuerda,

No fue el peso el que me dejo en la tierra,

fue tu gran boca en el pecho

Cosas que no se cuentan

Posted in poesía y fotografía on octubre 23, 2013 by indiggestion

Recuerdo, hace mucho tiempo atrás,
al sur de la ciudad,
el carro donde iba mi familia se daño,
Mi padre salió a ver que sucedía con el motor y me pidió que le diera arranque,

Varias veces lo hice,
sin lograr prender el FIat del 91.

Mi hermana pequeña iba sentada en las piernas de mi mami que iba de copiloto, parecía una pequeña hamaca,

Mi madre,

sudorosa, porque estar sin aire acondicionado en Guayaquil es un desgaste sensorial,
le iban cayendo varias gotas de sudor de la frente aún joven de mi madre,

en ese instante apoyó su cabeza de forma desprevenida en mi hombro.
En ese instante no sabía que pasaba,
Me confundí,
Me sentí amado pero me daba terror.

Hoy las cosas no han cambiado mucho, la pocas veces que volví a sentir la cabeza de mi madre sobre mi hombro fue cuando murió mi abuela.

Dicen que el amor maternal es una de las fuentes más puras de la vida.
Yo,
La verdad,
Entré a la dimensión desconocida

Cuando no se mira el cielo

Posted in poesía y fotografía on octubre 21, 2013 by indiggestion

Creo fielmente que para romper
La maldición,
Debo romperme las piernas.

He regalado palabras,
sin facturas
Ni retenciones.

Toda pregunta fue despachada
Y enviada hasta ti.

No entiendo porque eres tan cobarde,
Sales a jugar buscando respuestas
e igual te embarras de preguntas de mierda.

¿De que se trata el amor?

¿De un balcón gigante buscando aterrizar en algún macetero?

¿De escaleras llorando y puertas fantasmas?

¿O quizá de una llave y su hilo?

Aquí acostado en el Plaza Hotel (hotel de mierda) saco la conclusión de que el amor se trata de ver al cielo y esquivar a las palomas.

La soledad, así nomás

Posted in poesía y fotografía on octubre 20, 2013 by indiggestion

Parece que el tiempo se nos va,
En un escritorio
En una radio o
En alguna carretera.

Uno puede romper puertas,
Algunas ventanas y un par de bisagras.
Pero cuando te toca,
Te toca.

Estar en una silla año tras año,
sacando y poniendo firmas,
han simulado ya varias penas de muerte.

Vuelco mis esperanzas a un dispensador,
he puesto dos golpes y un dólar.

He querido parar el tiempo:
aguantando la respiración,
Haciéndome el muerto,
Cerrando los ojos,
y me he encontrado con un mar
de latas de duraznos abiertos.

En cada lugar eres predecible,
En mi madre que trabaja un sábado de
madrugada
olvidando el divorcio,
en mi hermana que ni divorcio tuvo y
en mi padre que ha vuelto a vivir
en su baño de azulejos.

Te he evadido, pero eres sencilla,
Soledad.

Ludovico quiere salir

Posted in poesía y fotografía on julio 12, 2013 by indiggestion

Y el hacía fotografías,
Lo llamaban Ludovico.

Había un sol brillante,
con cielos de color purpura,
él era el rey de su mente.

buscaba amor,
buscaba a la muerte,
y en la cama se reían.

En las mañanas no abría los ojos y
con una cruz,
la madre lo despertaba,
el padre como soldado romano
lo llevaba hasta la escuela
ahí los amigos lo azotaban.

Ludovico siempre tuvo su cámara,
reservaba sus rollos para instantes de burla.

No necesitó de vivir debajo del tráfico,
ya sentía la soledad desde antes de nacer,
una bruja,
una maldición descendiente.

Ahora él tiene varios compromisos,
desea mandarlos a la mierda,
ya encontró su forma de salir.

El solo quiere su sol brillante,
con el cielo purpura en su cámara,
Déjenlo terminar su historia.

Sonidos en la cama

Posted in poesía y fotografía on julio 4, 2013 by indiggestion

Mi padre me dijo que cogiera un taxi,
mi madre un avión,
por lo general las personas llevan cruces,
yo llevo dos piedras en la maleta.

Todo buen viaje es incómodo,
más aún cuando pagas demás.

En la cuna suena el juguete que más recuerdo,
lo he llevado todo el camino
para no perderme de vuelta.

He visto por la ventana pasar
los más maravillosos recuerdos,
una mosca da vueltas moribunda en el filo,
Sólo yo la pude aplastar.

Ahora que prendí las luces veo dos fotos
una del cuarto,
otra del baño.

Ella es una casa abandonada,
todas las postales, reclamos y pagos
están por debajo de su puerta.

Vivo en un dos por dos,
justo el tren de las seis
pasa por debajo de mi cama.

Los más curioso de todo
es que acabo de verme y
me lance un beso.

Colamarco